Cómo elegir un colchón viscoelástico

como elegir un colchon viscoelastico

Elegir un colchón viscoelástico a veces puede resultar complicado, sobre todo cuando desconocemos qué composiciones distintas hay en este tipo de colchones. Para poder elegir bien el mejor colchón viscoelástico, hay que comprender bien qué tipos de viscoelástica podemos encontrarnos en el mercado:


  • Viscoelástica suave: Se le llama así a un tipo de espuma que tiene un efecto memoria bajo, ya que se trata de una espuma que como bien dice la palabra, es de tacto muy suave. Este tipo de material se está utilizando cada vez más en el mercado, pero es importante tener en cuenta que el grado de adaptabilidad que ofrece este material no tiene nada que ver con la viscoelástica común ni mucho menos con la de alta densidad.
  • Viscoelástica estándar: La viscoelástica más utilizada puede variar en composición y calidad, como cualquier otro material de cualquier sector, pero entre sus propiedades comunes existe que aporta una correcta sensación de adaptabilidad gracias a su efecto memoria (recuperación intermedia), y que oscila entre los 50 y los 65 kG de densidad.
  • Viscoelástica de soja: La viscoelástica de soja ofrece una calidad superior que la estándar. Está fabricada con aceites de origen vegetal como la soja y esto afecta a sus propiedades. Aporta una mayor suavidad al tacto que la viscoelástica estándar, así como una mayor sensación de adaptabilidad.
  • Viscoelástica alta densidad: Entre las viscoelásticas de alta densidad podríamos establecer muchos subtipos, pero por norma general este tipo de viscoelástica suele ser de poro cerrado y aportar una alta sensación de acogida al cuerpo (adaptabilidad), ya que su densidad está entre los 80 y los 95 Kg, Es ideal para quien busca la máxima acogida del cuerpo en el colchón
  • Viscoelástica poro abierto vs poro cerrado: Existen grandes diferencias de opinión con respecto a si la viscoelástica debe ser de poro abierto (en su fabricación se expande en un molde abierto) o de poro cerrado (en su fabricación se expande en un molde cerrado para conseguir que sea más adaptable). No obstante, ambos tipos de viscoelástica son recomendables según lo que cada persona esté buscando.

A partir de aquí, una vez tenemos claro qué tipos de viscoelástica podemos encontrarnos, definiremos qué gamas hay en colchones viscoelásticos y para qué personas o en qué ocasiones son recomendables:

  • Colchones viscoelásticos de gama económica. Este tipo de colchones generalmente están compuestos por un bloque de espuma y una capa de material viscoelástico en su acolchado o, algunas veces, también en su núcleo. Los viscoelásticos de gama económica suelen utilizarse para segundas residencias, habitaciones de invitados, camas supletorias o épocas puntuales en las que necesitamos una solución temporal económica para nuestro descanso.
  • Colchones viscoelásticos de gama media. Los colchones viscoelásticos de gama media o estándar están pensados para un uso diario, y varían mucho en su composición. Suelen ser colchones de 4 o 6 cm de material viscoelástico, con diferentes sensaciones según su composición, y que ofrecen un confort adecuado.
  • Colchones viscoelásticos alta gama o especiales. Los colchones viscoelásticos de gama alta o con composiciones especiales están pensados para quien busca el mejor descanso. Varían mucho en composición y ofrecen altas ventajas. En este tipo de colchones también podemos encontrar un diseño y composición particular para perfiles de personas que requieren ciertas especificaciones en su descanso, como personas con sobrepeso, personas con dolencias musculares, deportistas, etc.

A partir de aquí, nuestra recomendación es que analices bien tus primeras opciones y las comentes con un especialista en descanso, quien podrá orientarte mejor sobre qué colchón viscoelástico es el mejor para ti.

¡Les produits MAX vendus!